La parte más compleja de tu boda ya ha pasado.

Atrás quedan meses de organización: el traje del novio, el vestido de la novia, su tocado, la selección de la iglesia, tener fecha o no… Invitaciones, organizar las mesas, pero para las mesas hay que tener sitio… una vez decidido, ahora sí, organizar todas las mesas, que lo sabemos, supone unas cuantas horas de gestión. ¿Gestión? Personas compatibles: familiares, amigos, compañeros de trabajo… hay de todo y todos tienen que estar correctamente ubicados, cada uno en su sitio y en perfecta armonía.

La decoración del coche, la de la iglesia, detalles previstos, imprevistos e invitaciones de última hora… Organizar tu boda será tan estresante como divertido. ¿Y el banquete?

Demos por supuesto que ya has elegido el sitio: se ajusta a tus necesidades para poder dar cabida a todos tus invitados, cosa lógica. ¿Fuera o dentro? ¿Terraza o salón? Podrá parecer un quebradero de cabeza, y en cierto modo lo es, pero… ¿sabes una cosa? Al final todo sale bien.

Es más, si ya te has preocupado por todo lo que hemos comentado y nos hemos dejado cosas en el tintero… las arras, los padrinos, los testigos… el cura y el coro… menos el banquete, no hemos hablado del banquete.

Aquí entrarán dos factores en juego: por un lado el sitio, ahí no podemos ayudarte, no en su elección. Por otro lado la decoración. Y ahí entra Floristería Las Camelias. Llegó la hora de que te relajes. A partir de aquí puedes desconectar y dedicarte a hacer lo que tu boda debería ser: disfrutar. Porque nosotros te lo hacemos todo sin que tengas que preocuparte. En nuestros primeros contactos dejaremos decidido tu carácter, tu estilo, si nos dejas ver el vestido de la novia nos ayudará para hacernos una idea de por dónde tenemos que ir.

Pero esta fase de la organización tiene que ser puro relajo para ti. Tranquilidad. Te haremos comprender que estás en las mejores manos y que tu única preocupación será ser feliz y disfrutar el día más especial de toda tu vida.

Para que veas cuán por delante vamos de tus necesidades, te lo pondremos bien fácil.

Decoración floral banquete de boda

Estas son las únicas cosas que tendrás que decidir para decorar con flores tu banquete de boda:

Banquete de interior o de exterior…

Veamos algunos ejemplos. Por supuesto que son orientativos y podemos ajustarnos al modelo de las fotos o personalizarlos, pero por lo menos podrás irte haciendo una idea fiel al resultado final, que no será otro que el que tú has deseado toda tu vida.

Decoración floral del banquete de interior, ejemplos:

Decoración floral del banquete de exterior, ejemplos:

Y por supuesto, no podía faltar la distribución de las mesas, menudo caos si no 😉 Eso sí, como apuntábamos arriba… ¡no nos responsabilizamos del orden de los comensales! Más que nada porque solo conoceremos a los novios 😉

Como habréis podido observar nos adaptamos a cualquier entorno y le sacamos todo el partido posible al mismo. No nos asusta un registro u otro, de interior industrial o campiña exterior… como decíamos al principio… estamos para facilitaros las cosas y que el banquete de tu boda sea un éxito.